La importancia del desarrollo de un proyecto de franquicias

franquicias la piemontesa

proyecto-franquiciar-negocio

El Desarrollo de un proyecto de Franquicias consiste en la preparación que debe realizar una empresa para franquiciar un negocio de modo formal y profesional, para estandarizar todos los procesos que deberán ser replicados por un tercero.

Este proceso debe realizarse de forma consciente y con involucramiento directo de todas las áreas que estarán vinculadas a futuro con las Franquicias.

Las ventajas que presenta el trabajo de desarrollo para una empresa son múltiples: estandarización de procesos productivos, organización dentro del ámbito de trabajo, mejora de todos los procesos que intervienen en la empresa, tanto internos (logística, proveedores, supervisión, recursos humanos, etc.), como los que tienen contacto directo con el cliente, en las cuales se desatacan los procesos de elaboración de productos, prestación de servicio, entre otros. Los principales frutos de este trabajo se observan cuando se implementa dicha estandarización puertas adentro, es decir, en las sucursales propias.

Otorgar una franquicia requiere la preparación adecuada para recorrer un proceso complejo como lo es la vinculación legal entre ambas partes y el traslado del know-how (Saber hacer) de una empresa. 

La principal ventaja para el Franquiciado es que se estará incorporando a un sistema con pautas y lineamientos claros y estudiados, para la mejor gestión de su futuro negocio. 

Realizar el desarrollo, previo a lanzar el sistema de franquicias, es fundamental si consideramos las dificultades que deben afrontar las empresas que quieran estandarizar sus procesos luego de haber otorgado franquicias. Existen numerosos casos de negocios, cuyo atractivo concepto generó interes en empresarios dispuestos a invertir en la réplica del mismo, para lo cual la empresa se vio tentada a otorgar franquicias de forma desordenada y sin la preparación adecuada con los problemas que esto conlleva. 

El resultado de esto es que la réplica del concepto, nunca termina siendo homogénea a la idea inicial, sumando una cantidad de dificultades que el franquiciado y el franquiciador deberán afrontar por la falta de preparación para asistir al franquiciado y la falta de lineamientos claros para el manejo del negocio, lo cual implicará un trabajo extra de negociación, convencimiento, y capacitación, ya que el franquiciado que inició sin pautas determinadas, puede que sea reticente a cambios.

Toda empresa que tenga la intención de franquiciar un negocio, tarde o temprano, necesariamente deberá realizar un proceso de desarrollo, que además de brindarle numerosas ventajas, le dará un marco de competitividad en un mercado cada vez más demandante.

[social_share/]
top